MIRADOR SUPERIOR | עיר דוד

Tienda

Pendientes
A la tienda

MIRADOR SUPERIOR

Volver a la excursión virtual >

La superficie de la Ciudad de David se extiende al Sur del monte del Templo. Durante el siglo XVIII a. de C. en esta colina existió una ciudad bien fortificada, a pesar de no contar con los mejores atributos topográficos, estratégicos y económicos.

El lugar fue elegido para asentarse por varias razones, siendo la principal de ellas su proximidad al manantial del Gihón, uno de los más grandes manantiales de los montes de Judea. La segunda razón para la elección reside en una relativa ventaja estratégica. La ciudad en la colina estaba rodeada por todos sus lados por montañas más altas: el monte del Templo al Norte; el monte Sión al Oeste, la cadena de Abu Tor al Sur y el monte de los Olivos al Este, tal como se expresa en los Salmos: "...Jerusalén tiene montes alrededor de ella..." (125:2). Sin embargo, la ciudad limitaba con valles por tres de sus lados (el Cedrón al Este, el valle central al Oeste y al Sur) que le brindaban protección natural. El talón de Aquiles de la ciudad era su lado norte.
La decisión de David de establecer aquí la capital de su reino se atribuye a factores adicionales: Desde el punto de vista político, antes de los tiempos de David Jerusalén era un enclave de los jebuseos y no pertenecía claramente a ninguna de las tribus. Por tal motivo, la ciudad se convirtió en símbolo de la unidad política de la nación. Desde una perspectiva espiritual, la ciudad se encontraba cerca del monte Moriah, el lugar tradicionalmente vinculado al sacrificio de Isaac, que tuvo lugar en "...tierra de Moriah… sobre uno de los montes" (Génesis, 22:2).
Volver a la excursión virtual >
No hay mejores actividades para un día valuroso de verano que caminar por el túnel Hiskiyah o las cuevas subterráneas
Siga la Ciudad de David en: